top of page

Cultos elitistas y exclusivos

La forma del culto, celebración, servicio, misa o reunión que hacen en tú iglesia evidencia que tan cercanos o lejos están del mensaje inclusivo de Jesús y que ran preparados para quienes buscan redención

Imagen de indigente que muere al frente de un templo.

Jesús, tuvo que hacer sus encuentros evangelisticos fuera de las sinagogas o templos de su tiempo, estos eran demasiado “santos, sagrados, y moralmente éticos” como para que los más pecadores y los lisiados pudieran ser parte o acercarse. Las celebraciones de este tiempo eran totalmente excluyentes, fueron una convocatoria a los ricos y saludables socialmente.

¿Es el culto que hacen en tú iglesia es igual a los de las Sinagogas, exclusivo, diseñado para evangélicos de domingo?

Posiblemente responderás, ¡NO! El culto es abierto para todos

— Te pregunto lo siguiente y trata de ser honesto con tus respuestas, puedes responder de manera colectiva invitando a otros a leer este artículo o bien, solo tú.

¿Cual es la estrategia de bienvenida para las visitas que por primera vez llegan buscando a Dios?

¿Lo que cantan trasmite un mensaje que invita a la reflexión al visitante nuevo, o son los mismos cantos que en su mayoría ní bíblicos son pero que despiertan emociones?

¿ El programa y en si toda la liturgia es inclusiva, amena, intensional para que los recién llegados experimenten a Jesús o más bien es un show de luces, música, sensacionalismo donde la emoción supera la razón, terminando el visitante “aterrorizado”?

¿La predica o conferencia, es bíblicamente articulada, el pastor habla sin impostar la voz, ni necesita gritar efervescentemente, no usa las muletillas o jerga de dichos para motivar a la audiencia, usa un lenguaje entendible lejos del “dialecto clásico evangélico”,es la predica contextual, relevante, que orienta al recién llegado a querer/desear conocer a Jesús?

¿El pastor o líderes principales de la iglesia reciben a la gente y son accesibles, o tienen su puerta y silla preferencial? ¿Jesús tenía guardaespaldas o zona VIP?

¿El sistema de sonido es saludable a los oídos de manera que, la fe que se escucha es de fácil asimilación?

¿Es tomado en cuenta de manera pastoral el recién llegado, de manera que él estar en esa silla sentando para el o ella se convierte en su interior en la mejor decisión o en la peor decepción?

¿Se siente el o ella como un número más o más bien es atendido como una persona a la cual la iglesia toda le demuestra que le ha estado esperando desde hace mucho?

No quiero ni entrar en temas de infraestructura, porque en muchos lugares solo se pensó en los que pueden movilizarse por sí mismos, no en los que tienen capacidades especiales. Rampas de acceso, parqueo especiales, señalización legible, planes de emergencia listos, asientos para gente con condiciones físicas particulares, baños con el espacio suficiente y pensado para todas y todas.

La infraestructura de tú templo comunica que tan listos están para recibir personas con necesidades particulares.

Sí lo qué hacen en tu templo no es inclusivo y se ha convertido en actividades para consumidores evangélicos estás cerrando las posibilidades a quienes anhelan entrar a conocer lo que Jesús pueda hacer por ellos. Y, con esa forma del culto, perpetúan la esterilidad misional de la iglesia, haciendo su ser y hacer, vivencias de cuatro paredes.

Muchas personas entraron en un templo porque les dijeron que Jesús estaba allí y salieron escandalizados, para nunca más volver.

El culto debe ser diseñado con intencionalidad donde todos sean expuestos a la verdad infalible de la palabra de Dios y todos sean edificados.

Jesús, no encontró en las sinagogas el lugar donde los más pecadores, enfermos, y el desecho social pudieran ser sanos y ministrados por su mensaje de buenas nuevas, para eso hizo de las plazas y mercados su templo.

Y, sí hablamos de la aparición, misionera/evangelistica del Espíritu Santo en el Pentecostés, Hechos 2, miramos con facilidad que fue manifestación inclusiva que afirma este artículo. En total conciencia del público que había, repartió lenguajes de diferentes naciones y de esa manera los visitantes escucharon y entendieron el mensaje y miles recibieron a Jesús. ¿ En su iglesia la gente entiende lo que dicen y hacen? No responda usted, haga el ejercicio de preguntar a quienes asisten, a sus vecinos y a quien les visita.

Espero que su templo sea el lugar donde Jesús se sienta cómodo y donde quienes lo busquen lo encuentren.

Hoy muchos lugares llenos de gente lucen como templos, casas de Dios, pero su sistema de culto es humanista y excluyente, donde solo quien ha sido domesticado a la cultura de esa iglesia logra entender.

Ante ese vergonzoso ambiente, Jesús decidió salirse, ya no está allí, decidió irse a los barrios, avenidas, carceles, hospitales, plazas, mercados para encontrarse inclusivamente con quienes el templo y sus cultos marginan y separan.

No se trata de afirmar que sí estamos preparados y abiertos para todos y todas, es hacer de lo que somos y tenemos toda un proceso de bienvenida, acompañamiento, pastoreo e integración para quienes deseen caminar con Jesús en comunidad.

Revisemos con honestidad nuestro sistema de culto y hagamos los cambios necesarios para hacerlos efectivos en la misión que tienen, ser un espacio de encuentros con Jesús donde quien se acerque independientemente de su condición espiritual, se sienta bienvenido, integrado, edificado e invitado a participar.

Sí te parece este artículo digno de comentar hazlo y también compártelo.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page