top of page

Desafiante artículo.

El ser humano siempre ha tenido una clara dinámica de luchar contra su entorno con el fin de defenderse de agresiones, combatir a sus enemigos, extender su prestigio, alimentar sus ansias de poder, crear imperios. Todo esto paraaumentar sus dominios y subyugar a los más cercanos (familia, vecinos, amigos o enemigos).

 

   Muchas veces, el éxito en tales luchas se ha llevado a cabo a base de las propias fuerzas, pero en otras ocasiones ha tenido que buscar alianzas que le proporcionen más posibilidades de ganar, acelerar el triunfo, coaccionar a su oponente para que desista en su ataque o dé por perdida la batalla antes de iniciarse. Y estas alianzas son con los imperios o poderes de turno.

 

   Desde la era antigua testamentaria hasta la era neotestamentaria, la Biblia muestra cómo muchos imperiosesclavizaron al pueblo de Dios e hicieron lo mismo que hacen tantas iglesias hoy en día. He aquí una breve lista:

 

1. Primer Imperio mesopotámico: Imperio acadio (2340 - 2190 A.C.).

2. El Imperio egipcio se desarrolló a las orillas del río Nilo, a lo largo de casi tres mil años.

3. El Imperio persa en el siglo XII A.C, el pueblo persa de lengua aria, procedente de Asia Central.

4. Imperio griego, figuras como Alejandro Magno,emperador que asesinó cientos de cristianos por negarse a su fe.

5. Imperio romano, con uno de sus múltiples emperadores, Nerón que también fue un asesino de cristianos.

6. Constantino y su loca idea de fusionar el estado con la religión.

 

    Estos imperios que figuran en la historia mundial, como muchos otros que se autodenominaban representantes de la Iglesia/pueblo de Dios, han tenido alianzas o híbridas conexiones con los poderes de turno, absolutamente con todos, por los mismos intereses que más adelante citaré.

     

       En el hoy, nos referimos al Imperio norteamericano y al Imperio chino, este último emergente en la última década,quizás un poco más. En este sentido, no quizás en la misma calificación de imperios, tenemos a estructuras políticas tanto de izquierda o derecha, con posturas neo-socialistas y neo-derechistas, ante las cuales la Iglesia no ha sabido mantener su identidad.

 

     En todos los imperios, poderes, estructuras políticas, sus luchas se dan por la conquista de pueblos, por el uso de su poder militar para subyugar a otros, por el establecimiento de sistemas de economía que empobrecen y enriquecen, legalizan formas de dominio ideológicas, injustas, controladoras, han priorizado la industrialización en menoscabo del cuidado del medio ambiente.

 

     Ante toda esta realidad, la Iglesia olvidó que representaba un reino, el de Dios, uno que es antagónico a casi todas las propuestas y legislaciones de la gran mayoría de imperios y poderes políticos.

 

    Es notable que, a lo largo de la historia, la Iglesia ha sido seducida por los poderes de turno, violentando y tergiversando su misión cristiana. En su búsqueda de poder, de ser exitosa, de trascender socialmente, de ser reconocida al mejor estilo babélico, entró en componendas con los estados, poderes e imperios.

 

    En Daniel 3:16-30 puede leerse el padecimiento de Sadrac, Mesac y Abednego, quienes por negarse valientemente a adorar a la estatua, sufrieron amenazas. Lo mismo ha padecido la iglesia evangélica, al amenazarnoscon quitarnos voz, derechos, segregarnos, impedir un funcionamiento misionero, si no aceptábamos sus condiciones.

 

    Es aquí donde muchas iglesias evangélicas sucumbieron y se fusionaron a estos poderes. Esta lamentable realidad puede plantearse en dos escenarios en donde se repite sistemáticamente la historia: aceptaron cobardemente las políticas y legislaciones que están matando migrantes, matando fetos, impidiendo la sobre población mundial con nuevos modelos de unión marital; leyes económicasestratégicamente diseñadas para fortalecer el empobrecimiento mundial. La pobreza es creada por imperios y poderes políticos. Y así, muchas otrasinjerencias de las que pudiera señalar en otro artículo.

 

      El otro escenario es que la Iglesia está demostrando su evidente hibridez con estos sistemas de poder y de control dentro de ella misma, al establecer nuevos emperadores quienes, con títulos de divinidad, controlan masas y las manipulan al ritmo de su ego. Permite que ideologías humanistas y triunfalistas adoctrinen a sus membresías, las cuales son manipuladas por su ignorancia total de la Biblia.

 

     A todo esto, podemos sumar el levantamiento deestructuras económicas por parte de estos sistemas de poder para financiar sus avaricias y maquillarlas como medios de comunicación cristiana. Hacen conquistas proselitistas y colonizan comunidades coaccionando las necesidades de los pobres, a quienes por un asistencialismo estratégico usan para incrementar el número de feligreses en sus templos. Edifican iglesias a las que les proveen coberturas a un costoeconómico opresor para los pastores, quienes se ven sometidos a sus “poderosos proveedores”, sin opción a reclamo, en consecuencia, replican esta acción a todos los feligreses. ¿Te has puesto a pensar si esto es bíblico?

 

    Se convierten en ONGs como respuesta a la inoperancia eclesial, y así terminan controlando las voluntades, agendas y presupuestos de la iglesia, o también miran a la iglesia pobre como su forma de movilizar el dinero que captaron con las fotografías de los barrios marginales, convirtiéndose en agencias de fondos.

 

    Algunos hablan de un Reino de Dios en el cual se vive como ricos, con la justificación de que los hijos del rey deben vivir como tales, sin ningún basamento bíblico al respecto. Y mediante unas leyes internas, al mejor estilo imperialista, subyugan a los mismos feligreses, quienes no pueden cuestionar absolutamente nada porque hacerlo es levantarse contra Dios.

 

    Y, por supuesto, todo imperio debe tener su Meca o su Capitolio, mega estructuras arquitectónicamenteextravagantes para evidenciar sus divinidades y establecer poderío y autoridad. Pobre de mi amigo Noel Martí que se reúne debajo de un maguey en Cuba.

 

    Le dejo a usted la tarea de indagar más áreas en las que la Iglesia evidencia su adoración y sometimiento a las formas que adquirió en su hibridización con estos sistemas políticos, sociales, imperios y estatuas de intimidación.

 

    Regresemos al pasaje de estos tres valientes que han sido atemorizados por las políticas del rey. Ellos sabían que no podían negar su identidad, que por más legislaciones impuestas no se hincarían ante esa estatua, preferían morir antes que prostituir sus valores. Y con base en esa lección de integridad, fe radical y absoluto compromiso con su Dios y trayéndolo al presente, me surgen estas preguntas:

  1. • ¿Dónde están estos hombres hoy en día?

  2. • ¿Dónde están esas personas que no renunciarán a su vocación de ciudadanos del reino de Dios? Esas quelevantarán sus voces para cumplir con el rol profético de denuncias y propuestas coherentes de lo que significa el fermento del reino de Dios en medio de la sociedad.

  3. • ¿Qué le pasó a la Iglesia que cayó seducida ante todos los poderes imperialistas?

  4. • ¿Qué tiene la estatua de este sistema idolatrado que sustituyó a Dios y a su Palabra?

  5. • ¿Acaso fue tan insuficiente Jesús como Señor de laIglesia que tuvieron que imponer otros Señores?

  6. • ¿Aún necesitan levantar y legitimar estructuras denominacionales y bancos de la fe para negociar con milagros, y así mantener su monopolio de sosténeconómico?

  7. • ¿Será acaso que la presencia del Espíritu Santo y la dependencia absoluta de Dios no es suficiente?

 

      Finalmente, oro para que esta reflexión despierte a los que están anestesiados y que, junto a otros que hemos sido revitalizados, seamos los tres que negaron adorar al dios falso, asumiendo con valentía las consecuencias de tal proceder cristiano.

        Al final, el rey Nabucodonosor miró en el horno de fuego a cuatro, y en sus propias palabras: -El número cuatro era semejante a un ángel-.

       No dudes que en medio de las implicaciones que tiene el no sucumbir ni prostituir nuestra identidad, Dios estará con nosotros.

      No más rendición a los sistemas de poder de turno. Estas estatuas, símbolos de idolatría, un día serán fundidas con sus seguidores cuando nuestro Rey establezca su reinado nuevamente.

 

     ¡Yo espero ese gran día! ¿Y tú, también lo esperas?

 

Gracias por leer este extenso artículo y espero te sirva de mucha reflexión.

129 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page