top of page

Texto incómodo. Domingo de Ramos. La contradicción.



Uno de los textos del Domingo de Ramos que resalta esta paradoja se encuentra en el Evangelio según San Marcos, capítulo 11, versículos 8 al 10:

"La gente cortó ramas de los campos y las tendió por el camino. Otros extendieron sus mantos, también por el camino. Los que iban delante y detrás gritaban: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendito el reino que llega, el de nuestro padre David! ¡Hosanna en las alturas!"


En este pasaje se muestra cómo la gente recibe a Jesús con júbilo y lo aclama como rey y salvador, pero al mismo tiempo es indiferente a su mensaje de amor y justicia para los más vulnerables. Jesús llega montado en un burro, un símbolo de humildad y paz, pero la multitud parece más interesada en su propia gloria y en su deseo de tener un líder político que les devuelva el poder y la seguridad.


Esta paradoja se hace aún más evidente en los días siguientes, cuando Jesús es arrestado, juzgado y condenado a muerte por las mismas autoridades religiosas y políticas que la gente esperaba que él derrocara. Jesús es traicionado por uno de sus discípulos, negado por otro y abandonado por todos. Incluso Pedro, el líder de los apóstoles, niega conocerlo por miedo a ser arrestado también.


El Domingo de Ramos nos invita a reflexionar sobre nuestra propia actitud ante la figura de Jesús. ¿Somos como la multitud que lo recibe con alegría pero que se olvida de sus enseñanzas al día siguiente? ¿O somos capaces de seguir su ejemplo de amor, compasión y justicia hacia los más necesitados? La respuesta está en nuestras manos.


Déjeme sus comentarios.

114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page